Principiantes

APRENDE A DECIR NO

Para tus finanzas es importante decirle "NO" a los gastos innecesarios.

Una de las cosas más difíciles de aprender es decir no. Muchas veces, esto se aprende luego de estrellarse varias veces contra la pared de los problemas.

 

Los mexicanos somos famosos por festejar y ser los más felices. Por ahí leí que en algún momento ganamos el primer lugar en la lista de las personas más felices del mundo. Y sí, somos muy amigueros. Pero, desgraciadamente, la vida social también cuesta dinero. Ten esto presente porque leí otro dato sobre el modo de ser de los mexicanos que no es en absoluto feliz o de lo cual enorgullecerse y es que, según Forbes México, más del 90% no ahorra. Tal vez pienses que un dato no está relacionado con el otro, pero creo que al vincularlos podemos desprender lo siguiente: es importante medirse, es decir, ser mesurado en cuanto a las actividades de sociales de ocio que implican hacer gastos.

 

Siempre aconsejo hacer un presupuesto de todo, incluso de las salidas con los amigos, la pareja, los hijos, y demás. Te recomiendo destinar una cantidad mensual para tu vida social e intentar no rebasarlo o, mejor aún, no alcanzarlo.

 

Para eso, delimita una cantidad justa que a ti te parezca razonable, pero también sé congruente con tus objetivos. Cada quién delimita su propio gasto, puede ser un 10%, si lo crees justo, o un 50%, si la vida social te parece tan importante; sin embargo, gastar más del 15% en este rubro se me hace despilfarro. Cada quién tiene sus obligaciones y sus capacidades.

 

Ahora, aquí es donde entra el no. Tener muchos amigos significa asistir a muchos cumpleaños, bodas, bautizos, graduaciones, entre muchas otras actividades, lo cual también significa gastar dinero en regalos, salidas a bares y otras tantas cosas más.

 

Lo peor es que decir no también nos cuesta mucho trabajo. Nos da miedo meternos en problemas con nuestras amistades o familiares, pero creo que no estás viendo el panorama completo. Si hoy cuidas tu dinero y te pierdes unas cuantas salidas, en unos años a los demás y, lo más importante, A TI, se les habrá olvidado que no llegaste a una fiesta por ahorrarte una salida

 

Ten en cuenta otra cosa: tus amigos y tú muy probablemente no ganen lo mismo, ni tengan los mismos compromisos, objetivos o metas. Hazte esta pregunta ¿ir de fiesta todos los fines de semana me ayuda a cumplir mis objetivos profesionales y personales? ¿es más importante gastar en unas horas de diversión o placer momentáneo que en mi tranquilidad? Recuerda: en un par de años, todos se habrán olvidado de que faltaste a esa fiesta.

 

Tengo un amigo, Eduardo, al que dejé de ver hace unos siete años. Dejó de salir con nuestro grupo de amigos y se dedicó a su trabajo y a su dinero. Hoy, él está feliz, tranquilo y, además, sus amigos lo respetamos por su determinación. Lo que a él le costó unos años de esfuerzo a los demás les costará el doble o más.

 

Tampoco exageres, no estoy diciendo que dejes de divertirte para siempre, solo mídete, ponte límites, con eso es suficiente para controlar tus gastos. Si se te dificulta mantenerte dentro de esos límites, entonces, compromete ese dinero a una cuenta que te obligue a hacer aportaciones mensuales; así, no hay manera de que rebases ese límite. Y, por favor, ten cuidado con las tarjetas de crédito, no son una extensión de tus ingresos. Si ya se te acabo el presupuesto para tus salidas, mejor di que no: NO puedo salir, NO quiero gastar, NO llego, una disculpa, pero ¡NO!

 

Consejo: dale más vida a tu presupuesto de salidas. En vez de salir a cenar, organiza una cena en tu casa; en vez de salir a emborracharte a un bar o a un antro, mejor reúnete para precopear en una casa y te ahorras los precios ridículos de tus bebidas favoritas.

 

Una vez que te hayas acostumbrado al nuevo presupuesto de salidas, el dinero te va a empezar a rendir más.

 

Si no sabes qué hacer con tus excedentes, pícale a contacto para agendar una cita personalizada conmigo. La asesoría es gratis, nos tomamos un café y te haces de un amigo.

 

¡Hasta la próxima!

 


Contáctame