Intermedios

REGLAS BÁSICAS DE UN INVERSIONISTA INTELIGENTE

Aquí unos tips para tus inversiones.

Los inversionistas inteligentes toman decisiones con base en números fríos, estrategias calculadas y razones fundamentadas. El primer paso es definir tu horizonte de inversión. Pregunta al inversionista que llevas dentro ¿por cuánto tiempo estarías dispuesto a no hacer uso de tu dinero? o ¿en cuánto tiempo quisieras tener tu dinero de regreso?

 

Esto es lo más importante, ya que utilizarás diferentes instrumentos de acuerdo con el horizonte de inversión que definas. Otra acción inteligente es separar un porcentaje de tu capital para invertirlo a corto plazo, otro porcentaje a mediano plazo y uno último a largo plazo.

 

Corto plazo

Para esto utiliza mejor la renta fija, evítate sufrir pérdidas, a menos que veas una oportunidad de negocio muy franca en el mercado. Por ejemplo, invertir en una empresa muy grande en el momento en que sus acciones estén a la baja, sabiendo que éstas pueden recuperarse en poco tiempo. De esta manera, obtendrías una ganancia a corto plazo. Pero si no estás muy seguro de que la empresa se recuperará, mejor no realices una inversión.

 

Mediano plazo

Si quieres invertir en acciones y tienes el tiempo para llevar un seguimiento de las emisoras, podrías formar un equipo de diez empresas, dedicando al menos dos tercios de las mañanas para observar su comportamiento. Te recomiendo considerar tres empresas de gran capitalización bursátil, cinco de mediana capitalización y dos de menor capitalización. Por ejemplo, las primeras podrían ser Bimbo, Cemex y América Móvil (estas empresas se les llama de gran capitalización bursátil porque, obtuvieron una cantidad inmensa de dinero por medio de la emisión de acciones). Las cinco de mediana capitalización podrían ser del tipo de Grupo Aeroportuario del Sureste, Aeroméxico, entre otras, y, finalmente, dos de menor capitalización, como Grupo Lala y Organización Soriana (a estas deberás vigilarlas más).

 

No te desesperes por invertir. Si es tu primera vez, mejor utiliza un simulador. Hay algunos bancos que los ponen a tu disposición. Puedes practicar en el simulador unos tres meses y si tus resultados son positivos, podrías empezar a invertir con la tranquilidad de tu experiencia.

 

Una vez que te hayas probado a ti mismo en el simulador y decidas invertir tu dinero, recuerda siempre poner un techo y un piso para cada compra y cada día; de esta manera, evitarás que las emociones te ganen y podrás tomar decisiones inteligentes. Recuerda también que todas las compras y todas las ventas generan comisiones, así que calcula bien tu techo y tu piso para que ganes lo más posible. Si sabes que no podrás vigilar a tus emisoras al día siguiente, mejor liquida todas tus posiciones.

 

Largo plazo. Para este horizonte de inversión te recomiendo diversificarte. No vas a obtener ganancias muy rápido, pero el rendimiento anual promedio será muy bueno. No es necesario vigilarlas todos los días y el riesgo financiero se diluye al invertir en muchas empresas simultáneamente. Personalmente, prefiero invertir en el extranjero para las inversiones a largo plazo. De hecho, la mayoría de mis clientes invierten sus ahorros en Estados Unidos o Europa a través de un ETF.

 

Si estás interesado en invertir tu capital de manera eficiente y segura, pícale a contacto para agendar una cita personalizada conmigo. La asesoría es gratuita, nos tomamos un café y te haces de un amigo.

 

¡Hasta la próxima!


Contáctame