Intermedios

RENTA FIJA

¿Cómo opera la renta fija? ¿Qué es la tasa de descuento?.

En el mundo de las finanzas existe una infinidad de soluciones para una infinidad de necesidades, dependiendo de los proyectos que tengan los inversionistas, en otras palabras, la elección del tipo de instrumento que se empleará para alcanzar un objetivo depende del uso que las personas le den al capital que han invertido.

 

Cuando los inversionistas prefieren conocer exactamente el rendimiento que recibirán por su patrimonio (el dinero con el que cuentan), por lo general utilizan vehículos de inversión de renta fija. Se le llama renta fija a los instrumentos que ofrecen un rendimiento determinado, aunque también existe un riesgo pese a que ese rendimiento esté pactado.

 

Como te mencioné en el artículo “Mercado financiero”, la renta fija esta conformada por los instrumentos del mercado de deuda que son bonos gubernamentales y privados, certificados de deuda, certificados del tesoro (CETEs), entre otros. Todos estos instrumentos son emitidos por gobiernos y empresas que necesitan capital para crecer. Te recuerdo que la emisión de deuda es una opción que las entidades económicas tienen para captar dinero.

 

Por ejemplo, vamos a pensar que tú, estimado lector de Finanzas MB, necesitas $100,000.00 pesos mexicanos para que tu empresa crezca. Pedírselo prestado al banco es muy caro, así que, decides firmar cien pagarés de $1,000.00 MXN cada uno a diferentes plazos: a 25 pagarés les impones un rendimiento de 6% anual, los cuales prometes pagar en 91 días; a otros 50 pagarés ofreces una tasa del 8% anual, pagaderos en 180 días; y, por último, 25 pagarés a un 10% anual que tus acreedores podrán ejecutar en 360 días.

 

Es importante mencionarte que en finanzas todas las tasas de interés están anualizadas. Para calcular el monto que pagarás en esos 91, 180 o 360 días, debes emplear la siguiente fórmula:

 

(Tasa de interés / 360 días) x plazo x 100 = monto a pagar

 

Por ejemplo, si la empleamos para el pago de los 25 pagarés de 91 días, quedaría de la siguiente manera:

 

(0.06 / 360) x 91 x 100 = 1.51%

 

Es decir, devolverás $1,015.10 MXN por pagaré a tus acreedores.

 

No obstante, algunos instrumentos de deuda como los CETES nominales pagan a tasa de descuento, es decir, en el ejemplo anterior tus acreedores te darían $984.90 MXN y en 91 días les devolverías $1,000.00 MXN. Esto complica un poco el asunto, ya que, como en las acciones, los inversionistas pueden comprar y vender estos pagarés, y aquí es donde existe cierto riesgo. Te explico, tus acreedores pagaron $984.90 por un pagaré a 91 días; sin embargo, imaginemos que tu acreedor necesita su dinero y en él día 45 decide venderlo en $990.00 MXN a otro inversionista. Esta es una oportunidad de negocio para él, ¿cierto? Sin embargo, qué sucede si en el día 45 decides emitir otra tanda de pagarés a 91 días, pero en esta ocasión ofreces un 8% de rendimiento por el mismo plazo. Ahora tus nuevos acreedores tendrían que pagar $979.80, mientras que los acreedores antiguos pagaron $984.90. Al querer venderlos, los demás inversionistas deciden que tu pagaré está muy caro y su precio tendría que bajar a $981.00 MXN. Ya no es negocio ¿cierto?

 

¿Por qué poner diferentes plazos de deuda? Porque no todos los que quieren invertir su dinero en renta fija pueden comprometer su capital por 360 días.

 

Si tienes capital para invertir en instrumentos de renta fija y no sabes dónde encontrar la mejor herramienta, pícale a contacto para agendar una cita personalizada conmigo. La asesoría es gratuita, nos tomamos un café y te haces de un amigo.

 

¡Hasta la próxima!


Contáctame