Principiantes

SUMAR Y RESTAR

El reporte del flujo de efectivo personal, es tan sencillo como sumar y restar.

Ya te he contado la importancia del manejo del reporte de flujo de efectivo y hacia dónde te puede llevar si lo manejas de manera eficiente. Ahora, te mostraré un ejemplo de cómo llevarlo a cabo.

 

En primer lugar, debes entender que mientras más detallado seas con tus actividades financieras, es decir, tus ingresos y tus egresos, tendrás una mejor idea de dónde empezar a recortar gastos.

 

Ahora, empecemos con tus ingresos. Si tienes un ingreso fijo, un sueldo, por ejemplo, la cantidad no cambiará mucho; sin embargo, si tu ingreso es variable, es importante no hacer proyecciones con dinero que aún no has recibido. En este caso, solo vas a registrar lo que ya sucedió.

 

La regla principal es que todos los ingresos suman y todos los egresos restan:

 

Cuentas

Julio 2018

 

Ingresos

 

 

Sueldo/ honorarios/ventas

$25,000.00

 

Total

$25,000.00

 

 

 

 

Egresos

 

 

Ahorro

$1,500.00

 

Renta

$4,000.00

 

Luz

$1,000.00

 

Agua

$60.00

 

Internet

$449.00

 

Tarjeta de crédito (TDC) 1

$1,500.00

 

TDC 2 (Meses sin intereses)

$600.00

 

Crédito de auto

$3,000.00

 

seguro de auto

$800.00

 

servicios de auto

$1,500.00

 

gasolina

$2,180.00

 

pizza

$100.00

 

coca colas

$250.00

 

compras en super

$3,000.00

 

Carnes Asadas

$250.00

 

Bar con los amigos

$500.00

 

Propinas/caridad/vieneviene

$211.00

 

Total

$20,900.00

 

Saldo final (Ingresos – egresos)

$4,100.00

 

 

En esta tabla puedes observar que el primer egreso es el ahorro. Mi recomendación es siempre tener ese recuadro al principio; de hecho, muchos colegas expertos en finanzas personales concuerdan con esta idea. La razón de esto es porque ahorrar debe ser una prioridad.

 

Regresando a la tabla, lo importante es sacar un total de ingresos y un total de egresos. Como ya te mostré en otro artículo, la fórmula es total de ingresos menos total de egresos y el resultado es lo que deberías tener en la cuenta o en la mano. Si lo que tienes en la mano es mayor, probablemente no has realizado uno de los egresos mencionados; si éste es un compromiso, ten mucho cuidado de no gastar el dinero correspondiente. Por otra parte, si el resultado es menor de lo que tienes disponible, revisa todos tus gastos de nuevo, ya que es altamente probable que no estés anotando algún gasto que ya realizaste o, bien, revisa la suma de tus egresos porque tal vez hayas cometido un “error de dedo”.

 

Consejo: Ingresa hasta los $10.00 que le dejas al empacador en el súper. Mientras más minucioso seas, será más fácil identificar tus puntos débiles.

 

OJO: normalmente, los sobrantes se van en impulsos. Es típico que emplees el dinero que te sobra para regalarte algunos lujos, como ropa, accesorios o alguna salida no planeada. Varios de mis clientes se han dado cuenta de esto. “Cuando te sobran algunos pesos en el mes, lo peor que puedes hacer es ir a un centro comercial o salir a divertirte porque terminas regresando sin un sobrante”, me comentó uno de ellos. Todo esto son impulsos.

 

Sin embargo, si no eres muy impulsivo, pero no sabes qué hacer con el sobrante, pícale a contacto para agendar una cita personalizada conmigo. La asesoría es gratis, nos tomamos un café y te haces de un.

 

¡Hasta la próxima!


Contáctame