Principiantes

REPORTE DE FLUJO DE EFECTIVO PERSONAL

Es importante llevar un presupuesto de ingresos y egresos. Aquí una pequeña introducción.

En la realidad, las finanzas personales no son tan difíciles; de hecho, son tan simples como sumar y restar, el truco está en saber qué restar y qué sumar. 

 

Si ya has leído otros artículos en esta página, creo que te has hecho una idea sobre la importancia del ahorro. Espero haberte interesado en ello. Ahora, me gustaría hablar de otros temas relacionados con la vida diaria y los problemas que nos presenta, financieramente hablando.

 

En verdad, creo —y muchos no me dejarán mentir— que las finanzas personales se deberían de llevar de la misma manera en la que se llevan las finanzas de una empresa sana. Incluso, conozco a varios contadores que llevan los estados de resultados de sus propias vidas. Honestamente, es una muy buena idea.

 

Sin embargo, no somos máquinas y muchas emociones se cruzan todos los meses por nuestro camino. Ese es uno de los obstáculos que tenemos que sortear para ahorrar. El artículo de Ahorro vs Disciplina es un ejemplo claro.

 

Actualmente, una sola fuente de ingresos puede resultar insuficiente, por lo que mucha gente busca una segunda fuente para mejorar su situación económica. Esto no sólo es deseable, es posible si sacas partido de tus habilidades y haces un esfuerzo extra todos los días para conseguirlo. Sin embargo, aunque tu número de ingresos incremente, puedes repetir los mismos problemas de antes, si no sabes manejar tus finanzas.

 

Tanto en la vida personal como en la empresa en la que trabajas, el efectivo es muy importante. El objetivo de esta sección del ahorro es enseñarte a identificar tus puntos débiles para que al final tu reporte de flujo de efectivo personal te deje la mayor cantidad posible y, así, ahorres más.  

 

El reporte de flujo de efectivo es el nombre que se le da al registro que toma en cuenta las entradas y salidas de dinero de cada mes. Mientras más cuidadoso seas en el manejo de este reporte mensual, el resultado será tener más dinero en tu cuenta de ahorros. Considera esta sencilla fórmula:

 

Ingresos de dinero en efectivo – egresos de dinero en efectivo = efectivo disponible.

 

Anotar todos los egresos del mes te va a ayudar a identificar dónde estuvo el error y corregirlo el siguiente mes. Si logras corregir rápidamente los errores, habrá más dinero en tu cuenta al final del mes. Esta “utilidad personal” te permitirá adquirir bienes y patrimonio, y si este paso lo haces bien, podrías tener un segundo ingreso más rápido de lo que crees.

 

Si estás buscando dónde invertir y no sabes por dónde empezar pícale a contacto para agendar una cita personalizada conmigo. La asesoría es gratis, nos tomamos un café y te haces de un amigo.

 

¡Hasta la próxima!

 


Contáctame